Go Back

Tarta de yogur cítrica

Fresca, cítrica, dulce lo justo
Plato Postre
Cocina Saludable, Vegana
Keyword healthy, Saludable, Sin gluten, Sin horno
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de refrigeración 1 hora

Ingredientes

Base

  • 1 taza dátiles sin hueso
  • 1 taza nueces almendras, avellanas u otro fruto seco

Relleno de crema "no-queso"

  • 3 yogures de soja sin azúcar
  • 1 plátano
  • 200 ml bebida de almendras avena, soja, arroz o coco
  • 8 g agar agar 1 cucharadita rasa
  • zumo de un limón y su ralladura usa la piel solo si es ecológico

Cobertura

  • 1 taza frutos rojos fresas, frambuesas, moras, arándanos, cerezas o una mezcla de varias
  • 1/2 taza azúcar de coco o sirope de agave crudo opcional si quieres rebajar la acidez de la fruta

Elaboración paso a paso

  • Comienza con la base triturando los dátiles y el fruto seco elegido (en mi caso nueces).
    Cuando esté todo integrado pásalo al molde que vayas a usar para preparar tu tarta, forrado con papel vegetal.
    Aprieta bien la masa de dátiles y nueces formando una base compacta con los dedos.
    Refrigera mientras preparas el resto de la receta
  • Para el relleno vamos a empezar calentado la bebida vegetal con el agar agar.
    Vierte estos dos ingredientes en una olla pequeña, a fuego medio-alto y no pares de remover hasta que emiece a burbujear.
    No tiene que llegar a hervir
  • Cuando veas burbujas remueve durante 5 minutos y retira del fuego
  • Deja que se temple unos minutos antes de añadir el resto de ingredientes del relleno.
    Remueve para que se integre todo bien.
  • Pasa la mezcla al molde que tienes el el frigo, dale un par de golpes sobre la encimera para que suelte las burbujar de aire que se hayan podido quedar y déjalo en la nevera al menos una hora o en el congelador unos 30 minutos.
  • La cobertura es tan simple como batir los frutos rojos o cerezas con una batidora.
    Si las quieres dulces añade azúcar de coco o sirope de ágabe o arce crudo.
    Vierte sobre tu tarta cuando esté bien sólida o justo antes de servirla, cuando ya la hayas desmoldado.