¡Por fin!

Hace mil que quiero probar a hacer mi propia tarta de queso sin horno, sin azúcar, cremosa y con esa mermelada roja que la hace tan apetecible.

Me siento orgullosa de haberla conseguido por fin.

El único ingredientes «raro» de esta receta es el agar agar.

Se encuentra en herbolarios y cada vez más supermercados. Es incoloro e inodoro, así que no va a cambiar el sabor de ningún alimento. De origen vegetal así que súper apto para veganos. No es caro teniendo en cuenta el rendimiento que le sacas a un sobre (solo usas una cucharadita para este postre y la mayoría de recetas que hagas no requieren mucho más) y que te aguanta mucho tiempo en la cocina una vez abierto. Por supuesto también te aportará muchas posibilidades culinarias como espesante o solidifican en recetas veganas como tartas, mouses, natillas, gelatinas o quesos.

Tengo que decir que el agar agar es mi espinita clavada, y me la he sacado pero bien después de la primera prueba.

La primera fue un éxito y las siguientes han sido un perfeccionamiento para que a ti también se te haga fácil de hacer y puedas disfrutarla sin pasar mucho tiempo cocinando, sin encender el horno en estos meses calurosos y sin esperar mucho a que solidifique para poder cortarte un pedazo.

Solo te doy una mala noticia.

No quedará como la mía porque ya no vas a encontrar cerezas de temporada tan ricas como las de mi pueblo, pero hay «pros».

Puedes utilizar cualquier otra fruta del bosque, frutos rojos de temporada tipo frambuesas, fresas, moras o arándanos, cualquiera va de lujo.

Mi decisión para hacerla fue que tenía unos yogures a punto de caducar y unos dos kilos de cerezas que sabía que no iba a comerme antes de que se echaran a perder en el frigo. Así que salvándo dos ingredientes a la vez me decidí a hacer estar tarta fría, sin subir la temperatura de mi cocina con la ola de calor que nos acechaba y sin dedicar más de 20 minutos a la preparación total.

Vamos con ella, de principio a fin y ya verás qué fácil.

Tarta de yogur cítrica

Fresca, cítrica, dulce lo justo
Plato Postre
Cocina Saludable, Vegana
Keyword healthy, Saludable, Sin gluten, Sin horno
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de refrigeración 1 hora

Ingredientes

Base

  • 1 taza dátiles sin hueso
  • 1 taza nueces almendras, avellanas u otro fruto seco

Relleno de crema "no-queso"

  • 3 yogures de soja sin azúcar
  • 1 plátano
  • 200 ml bebida de almendras avena, soja, arroz o coco
  • 8 g agar agar 1 cucharadita rasa
  • zumo de un limón y su ralladura usa la piel solo si es ecológico

Cobertura

  • 1 taza frutos rojos fresas, frambuesas, moras, arándanos, cerezas o una mezcla de varias
  • 1/2 taza azúcar de coco o sirope de agave crudo opcional si quieres rebajar la acidez de la fruta

Elaboración paso a paso

  • Comienza con la base triturando los dátiles y el fruto seco elegido (en mi caso nueces).
    Cuando esté todo integrado pásalo al molde que vayas a usar para preparar tu tarta, forrado con papel vegetal.
    Aprieta bien la masa de dátiles y nueces formando una base compacta con los dedos.
    Refrigera mientras preparas el resto de la receta
  • Para el relleno vamos a empezar calentado la bebida vegetal con el agar agar.
    Vierte estos dos ingredientes en una olla pequeña, a fuego medio-alto y no pares de remover hasta que emiece a burbujear.
    No tiene que llegar a hervir
  • Cuando veas burbujas remueve durante 5 minutos y retira del fuego
  • Deja que se temple unos minutos antes de añadir el resto de ingredientes del relleno.
    Remueve para que se integre todo bien.
  • Pasa la mezcla al molde que tienes el el frigo, dale un par de golpes sobre la encimera para que suelte las burbujar de aire que se hayan podido quedar y déjalo en la nevera al menos una hora o en el congelador unos 30 minutos.
  • La cobertura es tan simple como batir los frutos rojos o cerezas con una batidora.
    Si las quieres dulces añade azúcar de coco o sirope de ágabe o arce crudo.
    Vierte sobre tu tarta cuando esté bien sólida o justo antes de servirla, cuando ya la hayas desmoldado.

Y ya estaría todo, pero antes de que me preguntes te cuento algunos tips y variantes que puedes hacer.

  • Puedes usar cualquier fruto rojo que tengas a mano, es lo que mejor le va a esta tarta la verdad.
  • Puedes utilizar 1/2 vaso de aceite de coco y 1/2 vaso de coco rallado si no te atreves con el agar agar (atrévete que es más fácil de lo que piensas, te va a salir sin problema con las medidas y pasos que te doy sin necesidad de termómetro ni báscula)
  • Esta receta es con yogur de soja, pero puedes usar cualquier otro yogur vegetal para darle otro sabor.
  • Siempre puedes usar azúcar, a mi me mola el sabor más cítrico y natural del resto de alimentos, pero allá tu.
  • La base también puedes saborizarla con canela o vainilla y usar un par de cucharadas de aceite de coco para que solidifique mejor.

Ahora si.

¡Un abrazo súper verde!