¡Ahoy lovely people!

Para refrescarse y no gastar mucha energía en la digestión, que si es copiosa nos apalanca mucho, mejor beber que comer.

Por eso me encanta en verano tomar cremas y batidos fríos. Salmorejo, gazpacho y variantes son mi primer plato o mi plato principal durante el verano.

He descubierto lo bien que me sienta el pepino (fíjate, a estas alturas de la vida) a nivel digestivo y energético. Por eso ya no me falta en la cesta de la compra.

Y como no paráis de preguntarme cómo añadir probióticos a vuestra dieta sin calentaros mucho la cabeza, traigo esta receta en la que sustituyo el yogur por el kéfir. Así de fácil puedes cambiar los yogures pasteurizados por kéfir. Tiene un sabor ácido, se puede hacer con leche vegetal y la mayoría de las veces no tienes que comprarlo porque la gente que tiene lo regala ya que se reproduce solo cuidándolo correctamente.

Sin más, que sabes que no me gusta enrollarme a no ser que sea estrictamente necesario.

Fresquito de pepino

Una crema refrescante e hidratante de pepino y kéfir
Plato Acompañamiento, Aperitivo, Bebidas, Desayuno, Plato principal, Tentempié
Cocina Mediterránea, Saludable
Keyword Económica, healthy, Saludable, Sin gluten
Tiempo de preparación 10 minutos

Ingredientes

  • 1 pepino si es eco con piel, si no yo la retiro
  • 1/2 manzana verde
  • 1/2 vaso kéfir yo lo hago de soja
  • zumo de medio limón
  • 1 manojo de perejil, cilantro o menta fresca
  • pizca de sal
  • 1/2 vaso agua filtrada opcional si lo quieres más líquido

Elaboración paso a paso

  • Lava y pela el pepiono si no es ecológico, luego trocea y a la batidora de vaso o un recipiente para tu batirdora de mano. Si es ecológico yo lo deho con piel, pero hazlo a tu gusto.
  • Añade el resto de ingredientes menos el agua y tritura hasta conseguir una textura cremosa y homogénea.
  • Si lo prefieres más líquido puedes añadir más kéfir o un poco de agua.
  • Refrigera media hora o una hora y ya puedes degustarlo bien frío.

Y de aquí puedes experimentar todo lo que quieras añadiendo alguna otra hoja verde, más o menos ajo, apio, lechuga, otra hierba aromática que te guste, un poco de picante…

Infinidad de variantes, así que si pruebas me comentas.

¡Un abrazo súper verde y fresco!