¡Hola lovely people!

Seguimos con este veranito fresco, yo sin esperar que apriete mucho más el calor la verdad, pero llegará.

Mientras no vamos llenando los cuerpos con recetas hidratantes, que nos mantengan con mucha energía y que cubran nuestras necesidades de agua en el cuerpo. Además de un plus de sabor por supuesto.

Como ya te he contado en un par de recetas anteriores, me ha dado por el pepino este verano, he descubierto que le sienta genial a mi digestión, que me aporta mucha hidratación y frescor y que tiene una versatilidad que no me esperaba. Fíjate que se pueden descubrir ingredientes a los taitantos.

Y como ésta es precisamente una de esas recetas que cumplen todos mis requisitos vagos te la comparto para que tú también expandas tus creaciones culinarias.

  • Sin mucho esfuerzo
  • Sin perder mucho tiempo
  • Con ingredientes sencillos
  • Barata
  • Riquísima
  • Nutritiva
  • Sin gluten
  • Cremosa

Vamos con ella

Crema de pepino y leche de coco

Fresca, fácil, rápida y muy sabrosa
Plato Acompañamiento, Plato principal
Cocina Mediterránea, Saludable, Thai, Vegana
Keyword healthy, Saludable, Sin gluten
Tiempo de preparación 5 minutos

Ingredientes

  • 2 pepinos medianos
  • 1, 1/2 taza leche de coco de lata o brick
  • zumo de un limón
  • 1 manojo menta fresca opcional pero te la súper recomiendo
  • 1 cda eneldo
  • pizca de sal

Elaboración paso a paso

  • Lava y pela el pepino si te gusta sin piel o si no es ecológico.
    Si es eco no hace falta pelarlo a no ser que no te guste.
  • Pasa el pepino y el resto de ingredientes a tu vaso de batidora y bate todo hasta conseguir una textura cremosa.
    Esto dependerá en gran medida de la potencia de tu batidora. Si no es muy potente quizá te queden pequeños grumos del pepino, pero está igualmente rica y le aporta una textura diferente que no es para nada desagradable.
  • Puedes servirla directamente pero lo suyo es que esté bien fresquita, así que si puedes refrigera entre 30 minutos y una hora y a degustar como entrante o plato principal.

Tips para esta receta.

  • Puedes usar cualquier leche vegetal pero la cremosidad que aporta la leche de coco más «grasosa», la de lata o en brick pero sin agua, es la que mejor le va. Por supuesto puedes experimentar con otra leche vegetal que tengas en casa, siempre que sea sin azúcar que si no probablemente el sabor dulce interfiera con el resto de ingredientes.
  • Utiliza diferentes aromáticas como la albahaca o el orégano sustituyendo al eneldo si no tienes en casa. Te aconsejo que lo incluyas entre tus hierbas secas ya que te va a aportar mayor variedad de sabor y lo uso en otras muchas recetas por el sabor especial que tiene y que no te aportan otras.
  • Crema fría, no te aconsejo calentarla la verdad.

Espero que la disfrutes mucho y que el pepino sea un básico para ti este verano, porque es muy top.

¡Un abrazo súper verde!