Almuerzo/Cena, Inicio

Pizza energética

Hola gentecilla!

Vuelvo con receta, como siempre sin gluten, sin harina refinada y deliciosa!

Esta pizza está basada en una receta que la maravillosa Lucía Gómez (Cocinando el Cambio) propuso en uno de sus retos saludables.

El único ingrediente que quizá no tengáis, y que os recomiendo que incluyáis en vuestra despensa, es el Teff (o la harina de Teff, si optas por comprarla directamente). Tiene propiedades que la hacen algo especial al resto de cereales y aporta una textura consistente y elástica, así que es perfecta para esta receta.

teffDicho esto, vamos a por la receta y ponte manos a la masa.


PIZZA ENERGÉTICA

– 90 g de almendras, crudas y con piel

60 g de teff

– 1 cucharada de moringa en polvo (puedes usar orégano en su defecto)

– 1 cucharada de cúrcuma

– 1/2 cucharada de pimienta negra (potencia las propiedades de la cúrcuma)

1 cucharada de semillas de lino molidas (a las que añadirás 3 cucharadas de agua)

– 2 cucharadas de aceite de oliva


– Precalienta el horno a 200°

– Prepara el ¨huevo¨ que será el lino molido mezclado con el agua. Deja reposar hasta que se active y quede con textura de huevo.

– Tritura las almendras con el Teff en un procesador de alimentos o con una batidora.

– Pasa la mezcla a un bowl y añádele la moringa, curcuma, pimienta y aceite y remueve hasta que se integre todo.

– Prepara la base de la pizza colocando la masa en la bandeja con papel vegetal y amasa y estira la masa hasta que quede planta con un grosor de media centímetro más o menos (no tiene que quedar perfecta!)

– Añade la salsa y toppings que quieras (tomate natural, pimiento, champiñones, calabacín, espárragos, incluso queso vegano si tienes por casa)

– Hornea la pizza unos 10-12 minutos, y lista!


Mi consejo para hacer la pizza más energética es hornear la base 10 minutos para que cuaje un poco, luego añado los toppings y horneo solo 5 minutos más. De esta forma los ingredientes están casi crudos, pero calentitos. Al final le añado hoja verde cruda y levadura nutricional, que le da el sabor quesoso (y las propiedades nutricionales que tiene, claro)

Aún así  puedes seguir los pasos anteriores y que la verdura esté más hecha, ahí ya entra tu gusto personal.

Pues así de fácil tenemos una pizza riquísima y súper saludable.

Anímate a probarla y a dejarme los comentarios, fotos, variantes o lo que se te ocurra.

Un abrazo verde, verde, súper verde.

Image-20-2

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s