Nutri-Info

Beneficios de las duchas frías

Hola gente!

Para este post voy a ser muy breve, y mejor ahora que ya va bien de calor y no en invierno, que me mandaríais al carajo todas.

Voy a daros algunos de los beneficios de las duchas frías, que son muchos.


 – Mejora la circulación

   La exposición al agua fría hace que nuestra presión sanguínea aumente y los vasos sanguíneos se contraigan. La sangre por tanto circula llena de oxígeno con mayor rapidez a los órganos principales y tejidos. Esto se traduce en un aumento de la oxigenación corporal. Alternada con agua caliente es incluso más beneficiosa en determinados procesos antiinflamatorios. Contraindicación en personas con trastornos cardiovasculares.

 – Aumenta la energía

  Al aumentar nuestro ritmo cardíaco y respiratorio se produce un aumento de energía.

 – Disminuye el estrés y la ansiedad

  Relacionado con lo anterior, se activa la secreción de noradrenalina en el cerebro, la cual está relacionada con la mejora del humor y de los niveles de estrés, ansiedad y depresión.

 – Acelera el metabolismo

  La defensa del organismo para regular la temperatura corporal es acelerar el metabolismo quemando la grasa parda para equilibrar la pérdida de temperatura. Por ello se estimula la quema de calorías.

 – Activa la mente y aumenta la productividad

Principalmente la ducha fría te activa y te despeja. Esto es instantáneo, como te puedes imaginar. Se debe a que los receptores térmicos y las neuronas situadas en la piel se activan mandando un mensaje de alerta al resto del sistema, lo que se traduce en esa sensación de activación en todo el cuerpo, incluido el cerebro. 

 – Mejora el sistema inmune

  La contracción corporal de la que hablaba antes hace que nuestro líquido linfático (que es el que forma parte del sistema inmunológico) se extienda correctamente por todo el cuerpo. Esto reconstituye el organismo y fomenta a nuestro sistema inmunológico a combatir posible virus y procesos infecciosos.

Además la exposición diaria al cambio de temperatura, especialmente en invierno, nos hace más tolerantes al frío y a los cambios del exterior, por lo tanto nos hacemos más resistentes a ellos.

 – Ahorro de agua y energía

  Por un lado no esperas a que salga agua caliente para entrar en la ducha, y por otro no es recomendable extender la ducha fría más de 15 minutos. Además de ese ahorro en agua, cualquiera que sea tu instalación de agua caliente en casa, no le das uso. 

 – Favorece el autocontrol 

  El hecho de que es un estímulo que a muchos les parece muy poco placentero puede verse como un reto a superar, por ello conseguirlo genera una sensación de autocontrol y una subida de autoestima brutal. 

 – Beneficios sexuales 

No tenía ni idea de esto y no hay estudios científicos al respecto pero ese dicho de “el calor mata el esperma” parece que no es solo un dicho. El agua fría puede ayudar a incrementar los niveles de testosterona, lo que a la larga aumenta la líbido y la cantidad y calidad del esperma. Ahí lo llevas.


Ahora, os digo que al principio me costó, yo era de las que se duchaba con agua casi hirviendo. Quién me ha visto y quién me ve… Ahora las duchas de agua fría las disfruto mucho, y las de agua caliente son para darme un capricho.

Pero un día alguien me habló de lo maravilloso que era ducharse con agua fría y, como apenas me gusta probar cosas nuevas me picó el gusanillo, lo hice. Y flipé. 

La primera vez fue después de una sesión de entrenamiento intenso en casa, por aquello de haber sudado y pasado calor, que es cuando más puede apetecerte agua fría para refrescarte. Y vaya si lo hizo. me sentí mucho más activa, despejada y relajada. El control mental también es importante, y de ahí que ayude a una mejora en la autoestima y el autocontrol. Yo al principio pensaba, -“está fría, pero lo aguanto”. Cierras los ojos y así es, lo aguantas y sientes como tu cuerpo se destensa y se relaja, y cuando terminas estas bombeando, no sientes nada de frío y sientes que vas a comerte el mundo!! Además de que si lo haces por la mañana al levantarte te aseguro que no necesitas ni café, ni batido verde ni nada.

Si os animáis a probarlo y tenéis mucha aversión, mejor ir progresivamente o alternando agua caliente con templada-tirando a fría a ver qué tal os responde el cuerpo. Si os van las emociones fuertes, a por ello!

Me hacéis saber qué tal os sienta, o me mandais a la mierda por causaros una pulmonía.

Un abrazo verde, verde, súper verde.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s