Inicio

Tortillaca de zanahoria y boniato

Hola gente!

El verano ya llegó parece que para quedarse y van a apeteciendo más platos fresquitos, ligeros y, al menos a mí, mayormente crudos.

Pero no quería dejar desaprovechadas las fotos que ya tenía de este plato (aunque viéndolas de nuevo no es que sean maravillosas…) y que, cambiando ingredientes, puede ser igual de recurrente en verano que en invierno, para llevarte a la playita en un tuper o dentro de ese famoso bocadillo playero que al final se aliña con arenilla o chinitos si pasas el día en cualquier playa de Granada.

El ingrediente estrella es la harina de garbanzo.

La harina batida con agua a partes iguales da una mezcla similar al huevo batido. Para hacer la tortilla solo tenemos que crear esta mezcla y tratarla como huevo. Qué le sueles poner a la tortilla? Pues lo mismito y de la misma forma!

No intentéis hacer huevos revueltos, bueno podéis intentarlo pero no los vais a conseguir con esta receta. Para eso utilizaríamos tofu instead.

Nunca he hecho una tortilla con huevo, si os digo la verdad, así que no sé si los mismos trucos pueden valer para esta. Os aconsejo hacerla a fuego medio-bajo, mezclar todos los ingredientes con “el huevo” y luego verter en la sartén. Por último, añadir media cucharadita de bicarbonato de sodio hace la gran diferencia, éste hará que la tortilla quede mas esponjosa, mucho menos mazacote.

Tampoco está de más decir antes de que se le pongan pegas que no es huevo, por lo tanto no sabe a huevo. Está hecha con harina de garbanzo por lo que mayormente sabe a garbanzo. No quiero arruinaros la fiesta diciendo esto porque el sabor se integra genial con cualquier ingrediente que le pongáis, así que para nada penséis que solo va a saber a garbanzo.

Aventureros, aquí la receta.


TORTILLACA (Ingredientes para 2 personas con bien de hambre)

 – 10 c.s. harina de garbanzo

 – 10 c.s. agua

 – 1 c.s. Aceite de oliva

 – 3 zanahorias medianas

 – 1 boniato mediano 

 – 1 c.p. bicarbonato de sodio

 – sal

 – 1 c.s. levadura nutricional (opcional)


 – Comenzamos pelando, cortando en cuadradillos pequeños y poniendo al vapor el boniato y la zanahoria. Se hacen más o menos al mismo tiempo por eso los pongo juntos, unos 15-20 minutos son suficientes. También podéis asarlos o hervirlos pero al vapor me parece la opción más sana.

– Mientras las verduras se hacen preparamos el mejunje con la harina, el agua, el bicarbonato, la sal y la levadura nutricional si es que vais a usarla. Podéis también experimentar, como siempre os digo, con especias que os gusten para aportar otro sabor a la tortilla. 

– Serviros un vinito a mi salud, date un baile por la cocina con o sin compañía, doesn’t matter!! De hecho si nadie te ve mucho mejor que te vuelves más loca.

 – Ya que el momento de éxtasis haya pasado y las verduras estén listas, pon una sartén con el aceite a calentar a fuego medio-bajo, mezcla las verduras con “el huevo”, remueve un poco y vierte la mezcla en la sartén.

 – Y ahora puedes tapar la sartén para que vaya cuajando la tortilla. Procura que no esté muy fuerte el fuego y déjala tapadita 5-10 minutos, así no se quemará por abajo y cuajará lo justo por encima para poder darle la vuelta sin que se desmorone toda.

– Para darle la vuelta usa un plato que cubra la sartén, ponlo sobre ella y sujeta con la mano encima, agarra la palanca y… Gira!

– Más valiente todavía? asegúrate de que la tortilla no está pegada a la base ni un pelín. Puedes asegurarte pasándole una pala de silicona despegándola con cuidado. Cuando esté despegada agarra la palanca con firmeza e intenta llevarte la tortilla un poquito al borde exterior de la sartén dando sacudidas flojitas con la mano, con movimiento de muñeca controlado, respirando hondo. Procura que la tortilla no sobresalga del borde o petará y perderás la circunferencia perfecta (hay que ser muy pro para que esos remiendos no se noten al final, aviso). Inhala y exhala un par de veces y a la tercera haz un movimiento repullo, como de un gran susto, un latigazo que empiece en el hombro y a modo ola llegue a la muñeca con inercia y fuerza suficiente para dar la voltereta completa. Siempre con control y sin soltar la sartén con el repullo porque entonces se irá todo a la misma encimera. La práctica hace al maestro, es lo que puedo añadir.

– Después del máster que parece que se necesita para darle la vuelta a la tortilla esperáis otros 5-6 minutos a que cuaje por el otro lado y estará lista!


100_9817

No os recomiendo que la dejéis poco hecha, como algunas tortillas españolas, ya que la harina cruda… No es del todo digestiva, pero es solo una recomendación.

Espero que la probéis, quizá con otros ingredientes, tipo tortilla española con patatas, cebolla, pimiento le ponía mi madre a veces también.

Ya me contaréis cómo de valientes habéis sido con ese giro de muñeca y cuántas tortillas se os han ido al carajo intentando darles la vuelta.

Un enorme abrazo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s